22 sept. 2012

:: 1ª Bienal de Montevideo, el Gran Sur ::

Entre los uruguayos que participan están Javier Abreu, Pablo Uribe, Alberto Lastreto, Juan Burgos y Cecilia Mattos, entre otros. También fue sumado el artista hispano uruguayo Yamandú Canosa y el escritor, músico y performer Dani Umpi. Buscando trabajar los aspectos interdisciplinarios, también Tamara Cubas ha sido convocada a la bienal

Entre noviembre y marzo próximos tendrá lugar la 1ª Bienal de Montevideo. El Gran Sur, reunirá a artistas plásticos de primera línea de diversas partes del mundo. El alemán radicado en Brasil, Alfons Hug, es el curador de la misma.
En estos dias en el atrio de la casa central del Banco República (en Cerrito 351) tuvo lugar el lanzamiento de este emprendimiento pionero en Uruguay, que contará con la participación de más de 50 artistas de los más diversos lugares, desde China y Perú hasta Tailandia y Alemania.
Una de las estrellas de este encuentro será el propio edificio donde tuvo lugar la conferencia, que ha sido desafectado de su función financiera para dar paso al arte. El proyecto que se baraja es que luego de la bienal, el edificio pueda servir de museo de modo permanente.
La iniciativa cultural, cuya primera edición se denomina "El Gran Sur", es impulsada por la Fundación Bienal de Montevideo, cuya presidencia está a cargo de Laetitia d´Arenberg, secundada por Jorge Srur y Ricardo Murara.
Hug, por su parte, ha sido curador de la Bienal de Sao Paulo en dos oportunidades, y de la Bienal del Fin del Mundo en Ushuaia, Argentina. También se encargó de la curaduría del ILLA en la Bienal de Venecia 2011 y la Bienal de Curitiba 2011. Actualmente es el director del Instituto Goethe en Rio de Janeiro. El prestigioso gestor cultural alemán estará acompañado por la curadora uruguaya Patricia Bentancur y la chilena Paz Guevara, quienes colaboran en el proyecto curatorial.
Esta primera edición ocupará diversos espacios de la ciudad, como museos, centros culturales, galerías de arte y espacios públicos. También se realizarán conferencias, seminarios y talleres, entre otras actividades educativas. Al respecto, Ana Pignataro, responsable del proyecto educativo de la bienal, señaló que la misma buscará los diferentes públicos, niños y jóvenes incluidos.
Visitas guiadas, talleres y demás actividades, serán diseñadas teniendo en cuenta tanto el intercambio entre los artistas como el acceso de todos los públicos. De hecho, las entradas serán gratuitas para toda la bienal, que ha sido declarada de interés nacional por diversas instituciones públicas. Por otra parte, la bienal cuenta con el respaldo de los Fondos de Incentivo Cultural, del Ministerio de Educación y Cultura.

Hug hizo referencia a la belleza del edificio principal de la bienal, remarcando que era el reflejo de todo un mundo, asegurando que el contraste entre las obras de arte contemporáneo y el imponente edificio van a crear un diálogo interesante. Tampoco dejó pasar el hecho de convertir un centro financiero en centro cultural, y todo el sentido que encierra.
Sobre el nombre de esta primera edición, señaló el vínculo con los principios de Joaquín Torres García, afirmando que si para Europa, Italia fue el sur, hoy hay un gran sur, que señala hacia estas geografías. Y sobre los artistas convocados, señaló que habrá figuras consagradas con emergentes, lo que dinamizará el juego de estéticas.
Entre los artistas que participan están Lida Abdul (de Afganistán), Gabriela Albergaria (Portugal), Darren Almond (Inglaterra), Bertille Bak, Céleste Boursier-Mougenot (ambos de Francia), Olmo Blanco (España), Rolando Castellón (Nicaragua), Chen Chie-Jen, Yang Xinguang (ambos de China), Julian Rosefeldt (Alemania), Yorgos Sapountzis (Grecia), entre muchos otros. Algunos de los artistas participantes ya han visitado Montevideo, para estudiar el lugar donde montarán las obras.
Para alojar los trabajos de tantos artistas, de estilos tan diversos, se contará con varios locales. El principal es el gran hall del edificio central del Banco República, que con la planta principal completa tres mil metros cuadrados. Allí se montarán obras que serán hechas para el lugar y los trabajos de gran escala; también habrá un anfiteatro para performances y demás actividades.
Además se contará con un edificio anexo, sobre la calle Zabala, donde se trabajará con el arte vinculado al video. La iglesia de San Francisco (donde habrá una instalación sonora) y la Aduana, entre otros lugares, darán cabida a proyectos artísticos que demandan otro tipo de lugar. El gestor y artista plástico Gustavo Tabares tiene a su cargo la coordinación artística.

"La Bienal de Montevideo pone a Uruguay nuevamente en el centro de la atención. Se trata de un país que fue un faro de la modernidad a comienzos del siglo XX, que luego pasó un poco a un segundo plano y que ahora da señales de atravesar por una etapa de resurgimiento y de revalorización de su identidad", manifestó Hug, sosteniendo que la bienal va a permitir a los uruguayos disfrutar de valiosos artistas extranjeros y también de valorar a los locales. FUENTE : Diario El Pais - nota - Carlos Reyes

No hay comentarios: