10 jun. 2010

:: Gaston Izaguirre - Aianza Francesa ::


GASTÓN IZAGUIRRE
Húmedas mujeres
Con textos de Teresa Korondi
Lo más valioso que tiene la obra de Gastón Izaguirre es que cuando uno ve por segunda
vez un cuadro suyo sabe que es un Izaguirre.
No es cosa menor para un artista que todavía no llegó a los 40. A muchos les llevó la vida
encontrar el sello, y con suerte a las largas lo consiguieron.
Y será joven, y además se empeña en seguir siéndolo, con su aspecto informal —desaliñado
sin poses— y su boca de caño, pero a uno enseguida le queda claro que este tipo
vivió mucho. Lo suficiente para leer el miedo, el cansancio, el enojo, la ironía, la rebeldía y
el desamparo en esas gentes llenas de cabeza y un poco menos de ojos y de bocas y de
dientes, pero que a pesar de todo jamás pierden el humor. Igual que quien las soltó de sus
manos.
Hay una gran libertad en el trabajo de Izaguirre para reflejarlas, empezando por el nada
uruguayo uso desenfrenado del color, por la exageración de unas formas chocantes, por
el humor negro.
Mónica Bottero

1 comentario:

Mauricio P. Milano dijo...

Uh, interesante!! Voy a investigar más...